Rocamora tenía el festejo y Quilmes se lo robó

En un partido de cierre infartante, este viernes, Tomás de Rocamora perdió 77-76 frente a Quilmes de Mar del Plata por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. A falta de siete segundos el Rojo ganaba por dos puntos y tras un tiempo muerto el chaqueño César Jara se vistió de héroe y clavó un triple que terminó sentenciando el juego. El domingo, Rocamora completará la gira visitando a Estudiantes de Olavarría.

Cuando las cosas no salen definitivamente no salen. Rocamora tuvo todo a favor para conseguir su primer triunfo de visitante en esta Primera Fase pero Quilmes no se dio por vencido y en un final que parecía que se teñía de Rojo finalmente esto no pasó. Jara se encargó de amargar a Rocamora con ese lanzamiento de tres que se abrazó con la red faltando poco más de un segundo y que dejó a los uruguayenses masticando bronca. Después se debatirá si fue todo mérito del rival o faltó enjundia y astucia para defender.

El partido en el estadio Islas Malvinas de la ciudad Feliz tuvo un primer cuarto muy parejo que el equipo de Cali Pérez se llevó por un ajustado 20-22. La historia se revirtió a favor del Tricolor en la continuidad con un parcial 29-17 que le permitió irse al descanso largo con una ventaja de 10 puntos (49-39).

En el tercer cuarto la mejor cara del elenco de Cali Pérez salió a escena. Con una gran faena de Tomás Verbauwede en la pintura, el aporte de Galo Impini y un triple de Justo Catalín se logró un parcial 11-0 para pasar al frente en el tablero (49-50). El trámite siguió palo y palo pero el Rojo consiguió cerrar un parcial 19-7 y quedó 56-58 arriba de cara al último cuarto.

En los últimos 10 minutos Rocamora logró sacar una diferencia de cinco tras otro bombazo de Catalín (56-61) pero no fue suficiente porque Quilmes siguió dando batalla y así arribaron a un final cabeza a cabeza. Ingresaron al último con Rocamora arriba por un punto, Catalín fue a la línea y solo pudo anotar uno por lo que a Quilmes le quedaron esos siete segundos y la chance de ir por el milagro.

Y el milagro llegó con ese bombazo de Jara que terminó sellando la historia más allá que le restaba al Rojo un segundo en el cual no pudo conseguir ese festejo que estuvo tan cerca de llevarse. Justo Catalín fue la figura excluyente del juego, jugando los 40 minutos y cerrando su planilla con 32 puntos (5/8 en triples), 5 rebotes y 2 asistencias. Lo siguió en efectividad Galo Impini con 16 puntos y 9 rebotes, mientras que Tomás Verbauwede sumó 15 y 8 respectivamente.

Detalle del partido

https://fibalivestats.dcd.shared.geniussports.com/u/ADC/2035830/bs.html

Mauricio Galarza

Prensa Rocamora

Fotos: Valeria Muñiz (Prensa Quilmes)