En el mismo lugar dónde fue feliz en su infancia“

Parque Sur es mi casa”, dice Sabrina Scévola, que empezó a jugar al básquet en el club a los 4 años. Tuvo que esperar hasta 2018 para volver. Y cuando lo hizo se encontró ante el espejo: llegó para enseñar minibásquet. (Por Marcelo Sgalia).

Fue mirarse de grande en ese puñado de sureñitas. Estaba otra vez ahí aquella nena de 4 años, sonriendo al caminar tras una naranja. Los clubes siempre esperan que volvamos. Nos dan alas para volar y tienen la paciencia con qué tejen las arañas. Saben que algún día nos verá entrar otra vez por esa puerta.

Sabrina ya dirige las intermedias hace un tiempo y el año pasado debutó como entrenadora de la Primera División. Ganaron el campeonato local. Y desde este jueves van por eso y el sueño de la Liga Provincial. “Es muy reconfortante dirigir jugadoras tan importantes para el club y de la ciudad. Poder laburar en el club dónde arranque, del que soy hincha, en el lugar donde giró mi vida es ser muy feliz”, confiesa Sabrina.

No es poco, en los tiempos que corren, encontrar momentos de felicidad. Los clubes lo tienen. “Estoy orgullosa, soy responsable del lugar que ocupo y lo tomo con mucho profesionalismo”, agrega la entrenadora que reforzó la base del último equipo campeón para este torneo y que convenció del proyecto a jugadoras con pasado en Parque Sur para que regresen. “El equipo será más largo y yo estoy en una posición linda, desafiante, para ver quién juega y distribuir bien los minutos en cancha. El año pasado nos pasaba que nos costaba llegar a 10 jugadoras en los entrenamientos, nos limitaba. Eso ya no pasa y agrega calidad”, expresa la DT sureña.

Sabrina Sévola no dejó de jugar al básquet. Lo hace siendo pilar de Rocamora en la Liga Nacional Femenina y espera para fines de abril la Liga Sudamericana, que se jugará tres días en el CEF, ante Defensor Sporting de Uruguay, Sportiva Basket de Chile y Sodie Doce de Brasil. Luego de eso pensará si tendrá continuidad su carrera como jugadora.

Parque Sur hace dos años es el equipo campeón local. Quiero repetir el logro, pero “sin olvidarnos de ser responsables y que las chicas se identifiquen con el club. Hay que tener un estilo de juego. A Parque Sur lo caracteriza un sentido de pertenencia, eso es clave. Quiero que estén cómodas. Si ganamos el título mejor”, agrega la entrenadora.-

¿Sueñan con estar otra vez en la Liga Provincial?-

Queremos jugar la Liga Provincial. Hay que clasificar y ver luego si podemos tener el apoyo del club y de la parte privada en el aspecto económico, sobre todo. La Liga Provincial nos permitiría, si podemos y tenemos ese respaldo, clasificar a una Liga Federal. Hay que seguir creciendo. Estamos en eso.

Parque Sur debuta este jueves a las 20 en el Gigante ante Almafuerte. Tiene un disfrutable camino por delante. En eso anda Sabrina Scévola para conducir este barco, como aquella niña que a los 4 años fue feliz en esa cancha. Al igual que muchas de las jugadoras que componen este equipo. (Por Marcelo Sgalia).